Mis hamburguesas ...vos sos el nieto de Sonia Torres?

/ 30/9/14

hamburguesas caseras de carne
Berlín. Alemania. ≈1945. Käte, la protagonista femenina de la novela El otro lado del amor, de Jacqueline Briskin, entrega su hijo a la Lebensborn en su instinto de supervivencia más básico: los nazis no saben que ese niño es en realidad hijo de un judío norteamericano. Luego, cuando acabara la guerra, habría de emprender la tarea titánica de recuperarlo, pero debió buscar un niño rubio, de ojos azules en los países de Europa del norte, donde todos los niños eran rubios y de ojos azules. Ambientada en la 2° Guerra Mundial esta novela da a conocer un plan siniestro que incluyó el rapto de 50.000 a 200.000 niños polacos y que aspiraba a expandir e imponer la raza aria, convertir a los alemanes en germanos nórdicos. Muchos de ellos han vivido bajo el estigma de los niños SS y otros muchos nunca pudieron reconstruir su genuina historia. 

Córdoba. Argentina. 2014. Ubicado en el pasaje Santa Catalina, entre el Cabildo histórico y la Catedral de la ciudad de Córdoba -en pleno centro (sic)- se encuentra el Archivo Provincial de la Memoria, allí mismo donde funcionó uno de los Centro Clandestinos de Detención (el D2) de la Dictadura militar 1976-1983. No olvidar para crecer. Aprender del pasado, comprender el presente, vislumbrar el futuro. Hay una sala que se conoce como "La salita de las embarazadas"; hay 500 lámparas, de ellas 115 están encendidas .... el resto espera por ese nieto que debe volver a los brazos de su abuela.

Cosquín. Córdoba. 2014. La farmacéutica de toda la vida, Sonia Torres. ¿Vos sos el nieto de Sonia? Ojalá un día alguien que ha de tener algún año menos que yo, pero no tantos, pueda responder afirmativamente a esta pregunta. Sonia te espera desde que supo que vendrías. Fue cada día a la cárcel donde pensó que estaba Silvina y cuando creyó que habías nacido, llevó un moisés .... 
Silvina Parodi - Abuelas filial Córdoba
“Quiero contarle 
yo quiénes fueron sus padres, la historia de su familia, lo 
que se vivió en aquellos años. Y quiero contarle desde el corazón, para no transmitirle odio alguno. Quiero que viva en el amor, sin mezquindades, con solidaridad”. Fuente

Sonia Torres, la que es conocida por todos y cada uno de los cordobeses como la titular de Abuelas filial Córdoba mantiene viva la esperanza de poder encender la lámpara que indique que su nieto, el hijo de Silvina, ha vuelto al hogar. Sonia es incansable, enérgica, la madre clara y precisa que debió tener una hija para decidir quedarse a luchar por su país, antes que abrazar la posibilidad del exilio que se le otorgaba. Silvina .... "Y si todos nos vamos, mami, ¿quién se quedará con el país?"... embarazada de 6 meses y medio, secuestrada, desaparecida y una búsqueda incansable ...
Sonia está segura de que seguirá esta lucha más allá de sus fuerzas, por su nieto pero también por todas las luces que deben ser encendidas. No hay bien más preciado que la propia identidad. "Toda la familia lo espera con mucho amor. Qué se atreva a buscarnos. El día que se anime a buscar su identidad conocerá la libertad", le dice Sonia a ese nieto que sabe varón pero que aún no conoce.
El trabajo de Abuelas ha sido reconocido internacionalmente, postulado al Nobel de la Paz bajo el nombre de Estela de Carlotto, su presidenta.  Sin embargo, yo no quiero ahondar en Abuelas,  yo quiero hablarle al nieto de Sonia y decirle que su abuela lo está esperando, con 85 años, llena de esa vitalidad tan suya y que me imagino también debe ser tuya, porque al fin vos sos su nieto ... ella quiere contarte quién sos y cuando Sonia pueda fundirse en ese abrazo que ha mantenido guardado y esperanzado durante 38 años, todos los argentinos habremos encendido una nueva luz en nuestra historia.
Ojalá un día, no muy lejano, la salita de las embarazadas encandile el alma con sus 500 luces encendidas para siempre y hayamos apagado la luz de la sinmemoria por toda la historia futura.
Abuelas filial Córdoba

Mis hamburguesas, las que disfrutan mis hijos, las que querré algún día preparar para mis nietos ... las que llevo a la convocatoria de este mes de Memòries d'una cuinera, en honor de la memoria de las personas y de los pueblos. 

Hamburguesas

Hamburguesas de carne (vacuna o de vaca, como se dice en casa)

12 hambuguesas

Ingredientes

500 g de carne magra molida o picada
2 cucharadas de avena tradicional (copos de avena arrollada)
1 cebolla (redonda, de cabeza, blanca o común) mediana
1 zanahoria mediana
1 cebolla de verdeo (cebollino)
1 puñado de hojas de perejil
1 cucharada sopera de maizena/almidón de maíz
1 cucharada sopera de mostaza (tipo americana)
Sal y pimienta, a gusto

Preparación

Con el ojo grueso del rallador, rallar la zanahoria y la cebolla blanca. Reservar. Picar finamente el perejil y cortar la cebolla de verdeo en aros muy finos. Reservar.
En un perol amplio disponer la carne, los vegetales, la maizena, la avena, la mostaza, sal y pimienta. Con las manos integrar con insistencia hasta obtener una masa homogénea. Llevar a la heladera por 30 min.
Moldear las hamburguesas con ayuda de las manos o bien con el moldeador de hamburguesas.
Untar ligeramente con aceite una placa para horno, acomodar las hamburguesas y cocinar en horno medio-alto hasta que no queden jugos rosados ni restos de color rosa en el interior de la hamburguesa, aprox. 20 min, dándolas vuelta a la mitad de la cocción.
Acompañar con ensalada: hojas de rúcula, tomates cherry y lajas de queso tipo parmesano, reggianito, goya, sardo estacionado.   
Hamburguesas

Abuelas - te estamos buscando


28 comentarios

  1. Magnífica entrada!!! Me gustó muchísimo y ojalá que pronto Sonia Torres y todas las Sonias que aún quedan puedan abrazar a sus nietos.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡GRACIAS!
      Yo también lo espero. Bs.

      Eliminar
  2. Very delicious burger. ~ Catherine

    ResponderEliminar
  3. Sonia Torres y las demás abuelas que esperan a sus nietos para explicarles quienes son, son mujeres con mucho coraje, han tenido que sufrir mucho, algo que no debiera haber pasado nunca, tristes historias que ojalá no se vuelvan a repetir nunca más en ningún rincón de la tierra.
    Unas hamburguesas caseras o de confianza es una buena manera de comer carne sin tener que masticar demasiado. Se ven exquisitas Silvia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ya te echaba de menos. Tu historia, igual y a la vez diferente a las que llevamos mucho tiempo leyendo y viendo en la tv. Sinrazón e ignominia. Espero que algún día no lejano, todas esas personas dejen de sufrir.
    No soy carnívora, pero estoy segura de que a mi hijo le gustaría mucho tu hamburguesa.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. MI QUERIDA SILVIA...
    No se si es peor ver morir a un hij@o, niet@, o no saber de el-la, nunca más, imaginando, temiendo, arrancándote del corazón a diario el dolor de una despedida forzada por la IGNORANCIA de los DÉBILES...
    Siento un poco o un mucho mío, la desesperaciión de estas ABUELAS HERÓICAS, y suerte que con tus HAMBURGUESAS, lograrás desviar solo un poco nuestra atención a un problema que en pleno siglo XXI ya no debería existir.
    MIL BESOS TESORO, GRACIAS POR TU HUMANIDAD, AMISTAD Y VALENTÍA... Nos leemos :)))

    ResponderEliminar
  6. Ay silvita, vos sabes que ultimamente este tema me eriza la piel....como dije hace poco, sera la maternidad que te posiciona desde otro angulo y ves lo que hace tiempo ves, pero con otros ojos....no sabia lo de las lamparitas y me emociono mucho....cuanto falta aun...pero cuanto se ha logrado tambien....que asi siga por favor!!
    Me tentaron mucho mucho las hamburguesas!!! Hace mucho que no hago, asi que seria una buena manera de volver!!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Hola, Silvia. Qué interesante!, estas hamburguesas llegan avena. Ayer comí en casa de mi mamá unas ricas albóndigas de res. Tengo pendiente preparar albondigas y hamburguesas en casa, un día de éstos. Hoy se celebra en República Dominicana el Día del Envejeciente.
    Cariños y Buenas Noches.
    Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Aplaudo este post, lo aplaudo de pie; porque reivindicas esta lucha, y la haces tuya al compartirla por acá, al desear el encuentro de ese nieto con esa abuela y el encuentro de todos los nietos con sus familiares.
    Esas hamburguesas se ven ricas, y son saladas... a mi me parecieron las mas dulces del mundo, luego de leer la historia de Sonia.

    Te felicito realmente por este post que invadió mi sensibilidad de una manera que no esperé.
    Un abrazo y beso muy grandes

    ResponderEliminar
  9. Tremenda historia Silvia, gracias por compartirla, espero que termine bien, esta y muchas más.
    Con la avena seguro que quedan más jugosas.
    Muchísimas gracias por participar en Memòries d'una cuinera.

    ResponderEliminar
  10. Una entrada muy bonita y triste a la vez... ojala y todo fuese de otra manera y a esas abuelas se les cumplan sus deseos.
    Unas ricas y sanas hamburguesas!! Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la vida misma, ¿no te parece, Julia? creo que diste en la definición exacta ... Ojalá estas abuelas abracen a sus nietos, pero sobre todo que no se den más situaciones tan desgarradoras.
      Las hamburguesas me encantan, claro que sí. Gracias por pasar, querida.

      Eliminar
  11. una historia muy especial, gracias por compartirla junto con esta aportación!!!! besos

    ResponderEliminar
  12. Hay tantas personas incansables que siguen con la esperanza intacta, tanto dolor al mismo tiempo. Lo que contas parece impensable de tener que vivir y sin embargo esta por todos lados. Gracias por traernos a la realidad como haces siempre. La avena y la maizena... tengo que probar esta receta Silvi!

    ResponderEliminar
  13. Oh Silvia, ya te dije que a ti no puedo venir a verte con prisas o con mi mente alborotada..a ti hay que dedicarte el tiempo que merece tu gran humanidad, las palabras llenas de generosidad que expresas, tus ideas son, muestran a un ser humano excepcional..no solo por que sientes, si no, porque lo dices, lo dices y dejas constancia.
    Las perdidas de nietos en tu pais y en otras dictaduras son algo terrible, algo que nadie que lo haya vivido puede saber con exactitud lo duro que es..hay una triste historia detrás de cada desaparición..la perdida de un hijo o hija, el dolor, la valentía por luchar contra lo que sabes que es injusto..tantas cosas!!!
    Me encantas...espero que algún día se iluminen todas las bombillitas..aunque tu ya encendiste alguna con este post :)
    cariños linda!

    ResponderEliminar
  14. Ahhhhh...las hamburguesas!!! es que me lias!! hablas de cosas que hacen que la comida pase a segundo plano ;) pero eso si...seguro son deliciosas!!! :)
    cariños mi amiga linda!

    ResponderEliminar
  15. Qué ricas hamburguesas, nada que ver con las comerciales y qué bonita historia llena de sentimiento. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Me alegro verte por acá- Decididamente no hay comparación entre las hamburguesas caseras y las comerciales.

      Eliminar
  16. Feliz casi fin de semana mi Silvia!!! es un placer recibir tus visitas en mi blog...eres adorable!!!
    Miles de besos desde España!!!! <3

    ResponderEliminar
  17. Muy hermoso post Silvia, es tan tan triste pensar en esas mujeres, sufriendo toda clase de vejámenes y pariendo en tanta soledad, con sus bebés arrebatados de los brazos. Una como mamá pueden ponerse en ese lugar, es espantoso, cómo puede llegar a ser tan malo el ser humano. Lloré mucho con esa imagen en la cabeza cuando encontraron a Guido, el nieto de Estela, una noticia tan hermosa a la vez. Imaginé que su mamá desde algún lado vio ese reencuentro y pudo estar en paz. Se le llama "reparatorio" y lo es, ciertamente, desde muchos lugares. Principalmente porque reúne a una familia, restituye una identidad, y también porque exactamente a contramano de la crueldad del terrorismo de Estado muestra otro costado de la condición humana: la fe, la voluntad incansable, la generosidad, la dignidad, la valentía, el poder curativo del amor. Gracias por hacerme volver a pensar en todo esto Silvia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por pasar, Flor, y dejar palabras tan lindas. Te respondí algo más por FB. Bs.

      Eliminar
  18. Te mando mucha fuerza para que todo se coloque en su sitio y puedas volver a cocinar...se te echa de menos Silvia..a ti y a tus preciosas y humanas entradas!!!!
    Muassssssss de todo corazón!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias TOTALES! Pienso que es un momento de siembra, ya ha brá de llegar la hora de la cosecha. Bs.

      Eliminar
  19. Silvia cielo, que historia mas conmovedora, y cuanto me alegran tus visitas y comentarios eres un cielo de persona, y te quiero mucho , ojala y cada una de esas abuelas puedan algus dia ver algo de luz en su vida. Las hamburguesas muy ricas. Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar

© Álamos Ventosos. Design:Maira Gall.